Archive for agosto, 2013

Aromaterápia: La Rosa Mosqueta

En los últimos años se ha puesto de moda el empleo de rosa mosqueta como balsámico, cicatrizante y  para ayudar a la regeneración de la piel, especialmente si lo acompañamos del aceite de argán, un aceite de características terrosas, secantes y antioxidantes. Hacernos un aceite corporal permitirá que nuestra piel se encuentre mimada atendida pero no debemos abusar ni en número de usos en el día ni en el tiempo (no más de tres meses) debido a la tendencia de la piel a adaptarse rápidamente a los tratamientos y más a los que tienen este tipo de características.

Añadir diversas esencias a los jabones no siempre es una buena idea debido a que no siempre las esencias vienen montadas adecuadamente. La proporción en principio no peligrosa es de siete partes de vehículo –generalmente aceite de calidad aunque no siempre se puede decir que sea material orgánico- por cada parte de esencia. El empleo de esencias denominadas puras en uso externo aunque sean diluidas en jabones pueden provocar quemaduras y daños en la piel como las manchas, no siempre fáciles de contrarrestar.

No debemos jugar a la ligera con estos sistemas sino más bien comprender su manera de trabajo que no siempre es la misma porque las plantas, al igual que los humanos, debemos adaptarnos constantemente a los cambios que sufrimos provocados tanto por el ambiente como por la relación con otras influencias (conocimientos, personas, presiones,  o en el caso de las plantas, contaminación, otras especies…). Por eso el conocimiento que tenemos varía en función de la evolución que vamos sufriendo. Todos somos conscientes de las especies botánicas que día a día desaparecen así como de las nuevas –naturales o influenciadas por la mano del hombre- que surgen. La renovación pues es constante.

Masaje Deportivo

Hace unos años solo los deportistas profesionales tenían acceso al masaje deportivo, sin embargo hoy en día tanto deportistas profesionales, como deportistas de cualquier otra categoría tienen acceso al masaje deportivo. Se podría considerar como una especialidad del masaje, o del quiromasaje, en la que se trata de prevenir posibles lesiones, y de mantener el tono muscular apropiado para la actividad deportiva que se desarrolla.

Se podrían indicar dos modalidades principales, el masaje previo a la actividad, justo antes de la actividad y el post actividad, teniendo cada uno sus particularidades.

El masaje previo tiene como finalidad preparar el cuerpo para la actividad deportiva que va a desarrollar, es una especie de calentamiento en el que se pretende preparar al deportista a nivel físico, órganos, músculos etc. El objetivo de este masaje es el de aumentar la temperatura muscular, la elasticidad, etc.  mejorando la circulación y el torrente linfático, en cuanto a efectos fisiológicos se produce una limpieza de la piel, haciéndola mas porosa y permeable.

Tiene una duración aproximada de entre 10 y 20 minutos. Este masaje no substituye el calentamiento previo del deportista.

El deportista necesita que su cuerpo esté en las mejores condiciones antes de la actividad deportiva, es por ello que el masaje deportivo, le será de gran utilidad para conseguir ese tono necesario mediante el efecto terapéutico y psicológico que todo deportista necesita antes de la prueba.

El masaje post actividad nos permitirá relajar al deportista tanto a nivel físico como mental, ayudando a eliminar la tensión psíquica, generar una relajación muscular y recuperar la capacidad de trabajo del cuerpo del deportista. Ayudará, también, a disminuir el riesgo de contracturas y eliminar desechos orgánicos, facilitando al deportista a recuperarse del esfuerzo físico realizado. Es un masaje general que elimina la fatiga y relaja al deportista, especialmente en los músculos sobrecargados.

Este masaje se suele realizar antes de una hora de haber finalizado la actividad deportiva, activando la circulación y calmando el sistema nervioso, todos las acciones que realiza el masajista deportivo están encaminadas a distender las zonas del cuerpo que han sido utilizadas durante la actividad, pudiendo durar entre quince y treinta minutos.

Existiría otra modalidad, correspondiente a la rehabilitación de una lesión, este tipo de masaje se utiliza para mejorar el tono muscular y aumentar le circulación en la zona afectada. Este tipo de masaje puede representar una parte fundamental del programa de rehabilitación, variando la estrategia del tratamiento en función de la naturaleza de la lesión. El objetivo de este masaje es acortar el tiempo de la lesión, reducir la hinchazón (si fuera el caso), mantener o incrementar el rango de movimientos, reducir la probabilidad de reincidencia de la lesión, etc.

Un masajista deportivo debe recibir la formación adecuada para practicar estas técnicas, bajo la supervisión de un instructor cualificado. El masajista deportivo debe conocer las técnicas de evaluación y tratamiento, antes de empezar con cualquier masaje.

Bien sea un deportista profesional o un atleta de fin de semana, la aplicación regular de un masaje deportivo por un especialista le ayudará a mejorar el estado físico, y su bienestar. Pero para conseguir los efectos deseados el masaje deberá ser realizado por un profesional bien preparado en el masaje deportivo.