Archive for junio, 2014

¿Dos personas con el mismo proceso físico tienen que tomar la misma homeopatía?

No necesariamente, y de hecho, casi siempre es no.

La razón es que en la homeopatía se tiene muy presente la forma de reaccionar de las personas y de hecho esa reacción particular es el indicador del producto que vamos a utilizar.

Como siempre pongamos un ejemplo. Dos personas tienen gripe y una de ellas reacciona a esa gripe con rabia, ira, enojo, enfado, agresivamente, mientras que la otra responde de un modo triste, apagado, sin fuerzas, quejándose lastimeramente de los dolores musculares que le provoca.

En los dos casos podemos utilizar genéricos para la gripe sin más, por ejemplo eupatorium perfoliatum u oscilococinum. Sin embargo esto no es hacer ni trabajar la homeopatía. Simplemente es utilizar productos homeopáticos. Sería más eficaz en el primer caso usar lachesis y en el segundo caso pulsatilla porque la manera de reaccionar de la primera encaja perfectamente con los síntomas que trata lachesis y la segunda con los de pulsatilla. Eso es hacer homeopatía.

Baste este ejemplo para comprender que el uso de la homeopatía requiere un tratamiento especializado y absolutamente personal.

¿Puede tratarse con el mix cualquier proceso?

Como siempre deben de tenerse en cuenta los procesos cancerosos y febriles que exclusivamente pueden ser tratados con una de las técnicas del mix: el masaje meditativo. El resto de los procesos, sea el que sea, pueden ser tratados directamente con este tipo de masaje, a veces, sin necesidad de medicación.

No obstante el uso de la medicación o no, como siempre, debe de ser aconsejado por el médico y aceptada por el paciente.

¿Cuál es el objetivo del mix (masaje antiálgico)?

El objetivo del mix es la eliminación del dolor y de la respuesta emocional que provoca la somatización.

Esto requiere no solo el conocimiento de los pases propios del masaje y del conocimiento de cómo tratar los diferentes síntomas que se puedan producir, estreñimiento, ciática, dolores lumbares o lumbalgia, golpes, etc., sino al mismo tiempo saber la respuesta emocional que tuvo el individuo cuando resultó afectado por alguno de esos síntomas.

Cada emoción se somatiza contrayendo o distendiendo excesivamente un músculo concreto en el organismo. Esto significa que además del conocimiento de las técnicas del masaje, el practicante de mix debe saber por el músculo afectado cual es el proceso emocional que vivió el paciente, origen de su dolor o tensión.

De este modo el masajista puede relajar el músculo y ayudar al paciente a que relaje la tensión emocional origen del proceso.

En lo posible todos estos puntos deben ser comprendidos y eliminados en la primera sesión, independientemente de que deban reforzarse con la siguientes sesiones.

¿Una vacuna trabaja igual que una homeopatía?

Una de las formas en que se usa la homeopatía es la isopatía. La isopatía está formada en su sustancia madre por unas muestras de la infección del paciente.

Esa isopatía sigue las reglas de la homeopatía general. Ahora debe de ser diluido y sucusado tantas veces como sea preciso.

Una vacuna es un producto diluido y/o atenuado de un elemento vivo o muerto que pretende hacer reaccionar al cuerpo pero que no ha sido sucusado y la dilución se hace directamente en vez de hacerse por fases. Como consecuencia la dilución efectuada no tiene el efecto vibratorio propio de la homeopatía ni la dilución resulta del mismo modo puesto que se hace directamente.

Como consecuencia, una vacuna puede tener, y de hecho tiene en muchos casos efectos secundarios que se mantienen en el tiempo, mientras que la homeopatía no los tiene más que en el individuo sensible y que desaparece al dejar de ser tomada.

Por otra parte, la homeopatía se utiliza más en función de los aspectos psicológicos que físicos y entra dentro de las terapias naturales que entienden que el proceso físico es una somatización de nuestro vivir mental/emocional las situaciones.