Archive for the 'Masaje Metamórfico' Category

Masaje metamórfico

Cuando Robert Saint John creó esta técnica en los años 60 tuvo que enfrentarse a su época, de pensamiento cartesiano donde las cosas tenían que tener una explicación concreta, a más fuerza más efectividad, en pleno auge de la medicina convencional. En esta época a Saint John se le ocurrió una técnica de caricias para trabajar los traumas emocionales basándose en escritos orientales, bases de acupuntura y reflejoterapias de distintos países.

Pionero del masaje metamórfico evidentemente a día de hoy debemos agradecerle los principios de la técnica pero las necesidades han cambiado, hemos tenido que ir adaptándonos a procesos nuevos que han requerido la evolución de la técnica, no sólo a nivel de trabajo sino de comprensión y control sobre los efectos que provoca. Eso es algo que necesitamos enfocar desde puntos de vista más modernos, con técnicas que se basan en otras disciplinas y prácticas que debemos vivenciar si queremos ayudar a otros en ese recorrido.

Este sistema puede provocar que al remover a la gente le provoquemos reacciones que no están preparados para asumir. Para ello es imprescindible poder ponerle límites en los cuales la persona no corra peligro. Eso no significa que vaya a ser un camino fácil, tan sólo que siguiendo las pautas podemos evitar riesgos.

La característica básica de los profesionales que se dedican a estas técnicas es que nadie quiere poner en peligro a otra persona conscientemente, por eso debemos formarnos todo lo posible para cubrir las necesidades actuales, no quedarnos en aspectos “puristas” que impliquen no tener a la persona bien controlada si respeta nuestras indicaciones.

Esto no quiere decir que la técnica sea para cualquiera ni que tengamos potestad para “tratar” libremente. Hay que tener claro los límites y el trabajo en conjunto con otros profesionales, trabajar en “red”, para no estar tirando de la persona desde distintos ángulos con el consiguiente riesgo.

Técnicas Metamórficas

Las técnicas metamórficas han evolucionado mucho desde que a mediados del siglo pasado se dieran a conocer. Actualmente se apoyan y se dirigen en base a distintas formas de trabajo como las flores de Bach (que nos ayudan a identificar las fases emocionales básicas del individuo), los arquetipos (que marcan la forma de comenzar y evolucionar el masaje), la polaridad como forma de asentamiento ya que es una técnica que “remueve” y necesitamos en todo momento asegurar su control para que la persona no se sienta en guerra consigo misma.

Las uñas encarnadas en masaje metamórfico no nos hablan sólo de una próxima visita al podólogo sino también del exceso de actividad mental, de que nos “estamos pasando” en algún tema, metiendo más la cabeza que la actuación real. Sin  embargo a menudo hablamos también de la etapa de preconcepción, de la parte que negamos de nosotros mismos o de la negación por nuestra parte a dar un paso. Todo eso no es simplemente algo que el metamórfico valore sino que además ayuda a movilizar para que vaya difuminándose.

Los pies planos o los pies cavos tienen en podología un tratamiento muy distinto: se necesita conseguir prácticamente lo contrario en uno del otro. Sin embargo en metamórfico lo enfocamos desde el mismo ángulo: cómo nos adaptamos al mundo. Hasta que punto el entorno que me rodea lo considero excesivamente diferente a mi propia naturaleza. ¿Qué máscara me obliga a poner?¿hasta qué punto eso me aleja de quien soy?. Esas son las preguntas  a las  que tratamos de dar solución con el masaje metamórfico en este caso.

ODIDO

Problemas frecuentes en niños y en adultos que a menudo tienen que ver con el riñón y la vejiga. La mayoría de las molestias ceden con una mezcla a partes iguales de vinagre y agua templadas. Se aplica una gota en el oído y se deja que vaya actuando. Repetir dos o tres veces si es preciso. También una bolsa con agua caliente aplicada al oído lo suele mejorar.

EL MASAJE METAMÓRFICO

El objetivo del masaje metamórfico en principio es hacer fluir la energía que se quedó estancada en nuestra época prenatal pero han cambiado mucho las pautas desde que se descubrió esta técnica. Actualmente buscamos más allá, en las pautas generadas en esta época y cual es la fórmula para cambiarlas, en qué casos hay que combinarlas entre sí –las pautas- para poder erradicarlas y en qué otros podemos trabajar con ellas directamente. Los arquetipos inconscientes que nos afectan a todos se modifican en función de lo que vamos avanzando en nuestro recorrido emocional.

Deslizar la mano por los laterales del pie o de la mano, o por los recorridos de las vértebras o por el centro de la cabeza son sistemas básicos de trabajo de la técnica metamórfica; es tan sencilla que un niño puede hacerla. Sin embargo conocer y controlar las reacciones que provoca, entenderlas e incluso anticiparse a ellas no es tan sencillo a pesar de que el mismo recorrido de masaje nos lo va diciendo y advirtiendo. Es un masaje que no debe hacerse a la ligera porque la presión sobre las pautas emocionales debiéramos saber controlarla.

No es lo mismo realizar el masaje metamórfico -cuando estamos trabajando en profundidad- en las manos, en los pies, en la cabeza… cada lugar tiene su implicación e información y debemos ser conscientes que abrir la capacidadde adaptarnos a las exigencias externas y a la vez a las internas es algo que mucha gente no tiene vitalidad ni salud para afrontar. Es mejor realizar el masaje por partes, pasando de una zona a otra después de haber dormido y descansado en profundidad para no “revolucionar” en exceso a la persona.

Técnicas Metamórficas

Mientras somos fetos todas las sensaciones, emociones, sentimientos etc, las percibimos a través de nuestra madre, estamos en comunicación con su sistema vital y sus células son como pequeños ordenadores que contienen toda la información, no sólo sus características físicas, sino también sus gustos, sus preferencias, sus disgustos, sus miedos, su forma de tomarse las cosas… El feto recibe esta información y lo incorpora como suyo a lo largo de los nueve meses que va a durar su preparación a la vida.

Ante estos datos cabe la pregunta: ” Entonces, ¿ un niño puede nacer ya con traumas, fobias o cualquier proceso físico – psíquico ?

A la vista queda que sí. Identificar esos procesos no es lo difícil ya que el mismo masaje nos marca las pautas. Lo difícil es tratar el convencimiento de la persona de que ella “ es así”. Para eso nos ayudamos no sólo de la técnica metamórfica sino también de las flores de Bach y de la adaptación de los arquetipos con las piedras y gemas.

Los pies, la historia de nuestra vida.

Con el masaje metamórfico podemos saber muchas cosas de la gestación de esa persona, de su vida embrionaria y fetal, de los impulsos que se han ido grabando desde entonces en el inconsciente del individuo. Toda esa información que está incluida en los genes ” comienza ” en la concepción y partimos de la idea de que esas experiencias, recuerdos, etc. no son inmutables sino que pueden transformarse y ser ampliados con las experiencias vitales pero también podemos equilibrarlos con el masaje y las nuevas pautas que los apoyos a este masaje nos proporcionan. Así una persona con angustia por relacionarse con el entorno buscaremos el bloqueo en la octava semana de su mes de gestación para poder trabajarlo.

Masaje Metamórfico

Los pies son por excelencia el polo Inn del organismo, la zona más receptiva en el cuerpo y la que, con toda probabilidad, mejor nos permite acercarnos a cualquier tipo de disfunción.  Al decir cualquier tipo nos estamos refiriendo no sólo a procesos físicos como pueden ser los de estómago, riñones, pulmón, corazón etc., también hablamos de sus consecuencias psicológicas, emocionales (como la ira, el miedo, el rencor, la alegría … ) y sentimientos como el amor o la amistad. Pero como además podemos identificarlos y ponerles soluciones a las pautas que aparezcan en mal estado el masaje metamórfico se convierte en una herramienta útil y de fácil aplicación.

Masaje Metamórfico

Increible que pautas originadas en mi vida fetal puedan evolucionar y resolverse con un simple roce, un masaje por llamarlo de alguna manera pero que de puro sencillo hasta un niño puede hacerlo. La técnica de masaje metamórfico más que un masaje es una experiencia y desde luego no es el momento en sí de su aplicación sino los cambios que experimentas y de los que te das cuenta cuando miras hacia atrás y piensas: “Toda la vida haciéndolo igual y ahora he cambiado. Y sin enterarme”

Contracturas musculares

Después de ejercitar los músculos durante cierto tiempo, se establece una contracción persistente y dolorosa, esto se percibe como una masa de tejido duro y persistente, de tamaño variable, que con el tiempo si no se alivia producirá un músculo rígido.

Algunos consejos ante las contracturas musculares:

  • Calor en la zona afectada.
  • Reposo relativo de la actividad muscular.
  • En caso de lumbago: reposo en cama sobre un colchón duro o semiduro, bien en decúbito supino con las rodillas flexionadas o bien decúbito lateral.

Pero siempre es recomendable el asistir a un especialista ante este tipo de situaciones, un masajista, un quiromasajista, etc.

Masaje Metamórfico

El masaje metamórfico es la técnica manual que nos permite el mayor acercamiento a los procesos que se forman durante nuestra etapa prenatal. Estos procesos pueden ser físicos ya que debido a fallos en la formación de los órganos se pueden crear trastornos congénitos como también emocionales ya que es en esta etapa en la que a través del sistema hormonal y las reacciones emocionales de la madre se forma la base de las del niño.

A lo largo del curso vamos descubriéndonos a nosotros mismos hasta donde nos permiten nuestras máscaras, al otro porque buscamos por parejas las distintas fases de bloqueo y en grupo donde nos exponemos al escrutinio de los demás. Entre todos tratamos de romper nuestros esquemas adquiridos para así desarrollar el potencial… hasta donde nos permitamos ahondar.